fbpx

Sueños, Esfuerzo y Disciplina.

Por: Winston Samuel Ojeda. Blog: Sueños, Esfuerzo y Disciplina.

Oprah Winfrey

No necesita presentación, pero es fácil olvidar que la reina de los “talk shows” tuvo un comienzo muy humilde.

Oprah es una presentadora, actriz, escritora y productora, mejor conocida por su trabajo como anfitriona de su propio programa de televisión: “The Oprah Winfrey Show”, programa que estuvo al aire durante veinticinco temporadas.

“Siento que la suerte ocurre cuando la preparación se cruza con la oportunidad”. Oprah Winfrey

Oprah nació en 1954 en un pueblo rural de Mississippi y cuando tenía nueve años fue violada por uno de sus primos. El adolescente dio inicio a la serie de abusos sexuales que Winfrey sufrió durante los siguientes cinco años a manos de otros tres hombres, todos “amigos” de la familia.

Después en su adolescencia, robar e ignorar el toque de queda estuvo a punto de llevarla a un reformatorio. No fue enviada a un centro de detención gracias a que se mudó con su padre, un barbero de Nashville. Bajo el cuidado de su progenitor pasó de delincuente a miembro del cuadro de honor, ganó “Miss Black America” y fue elegida la estudiante más popular de “Nashville High School”

A los 19 años, gracias a su esfuerzo y disciplina, se convirtió en la primera mujer afroamericana en aparecer en un noticiero de Nashville y luego obtuvo su propio programa de televisión a los 32.

Más tarde fungió como presidenta ejecutiva de la red nombrada en su honor “Oprah Winfrey Network”, la cual se encuentra disponible en 80 millones de hogares.

El mismo año, consiguió un papel en la película “El color púrpura”, dirigida por Steven Spielberg y fue nominada a un Óscar a la mejor actriz de reparto.

En 2003 se convirtió en la primera mujer afroamericana en ingresar a la lista de billonarios publicada por la revista “Forbes”.

Fue honrada con la “Medalla Presidencial de la Libertad”, premio que le fue otorgado por el presidente Barack Obama y que es considerada la más alta condecoración a que puede tener acceso un civil en los Estados Unidos. Impresionante por donde se le vea, ¿verdad?

Carlos Gaytán

Hablando de otros héroes hasta hace poco desconocidos, sabemos que el éxito siempre será proporcional a los resultados y más aún si para alcanzarlo tuviste que derribar toda clase de obstáculos; ese es el caso del chef Carlos Gaytán uno de los mexicanos más exitosos fuera de su país gracias a su determinación y talento. 

A los 20 años dejó su poblado Huitzuco, Guerrero para probar suerte como migrante en Chicago y hacer realidad sus sueños con esfuerzo y disciplina.

En 1991, inició como lavaplatos, una posición de mucho esfuerzo físico, pero no se amilanó y con el tiempo pasó a ayudante de despensa aprendiendo poco a poco la importancia de los ingredientes y algunos secretos culinarios hasta que finalmente se convirtió en cocinero del “Sheraton North Shore Hotel”.

Para 2004 se convirtió en chef ejecutivo del prestigiado “Bistrot Margot” donde trabajó con un reconocido chef francés.

En mayo de 2008, Gaytán abrió su propio restaurante “Mexique”, el cual, desde su apertura, fue considerado uno de los mejores nuevos restaurantes y mejor restaurante de 2010, de acuerdo con el “Chicago Magazine”.

En 2011, Carlos Gaytán recibió el premio “Chef del Año”, por la “American Culinary Federation” y en 2013 “Mexique” recibió una estrella de la afamada guía Michelin, convirtiendo a este aguerrido oaxaqueño en el primer latinoamericano en recibir tal distinción.

Posteriormente decidió retornar a México para fundar su restaurante “Ha” en el Hotel Xcaret México, pero en 2019 regresó a Chicago para enfocarse en su proyecto “Tzuco”, un restaurante de comida mexicana con sabores franceses donde hasta la fecha se mantiene deleitando a los más exigentes comensales.

Isaac Hernandez

Por otro lado, las redes sociales y los medios en general no han dejado de alabar el impactante ascenso del jalisciense Isaac Hernandez, quien, a su corta edad, sólo 31 años, es el primer bailarín mexicano reconocido internacionalmente. 

Su historia, como la de todos los triunfadores, tiene tres ingredientes básicos: sueños, esfuerzo y disciplina. Con ellos, ha construido una realidad que no sólo le ha brindado reconocimiento y satisfacciones personales, sino que con ella ha llevado el nombre de México a los escenarios más reconocidos del mundo, de hecho, ha participado en más de 15 Competencias de Ballet Internacional haciéndose acreedor a múltiples medallas de oro, Grand Prix y un nombramiento especial otorgado por el Kirov en Rusia por su técnica perfecta.

Hoy es el bailarín principal del Ballet Nacional de Inglaterra y ha sido dirigido por el mítico Mikhail Baryshnikov.

Horas, meses, años de preparación, han hecho posible que este mexicano llegue a lo más alto de su profesión y esté listo para servir de inspiración y apoyo para otros artistas que, como él, estén dispuestos a darlo todo cada día.

Y como resultado en 2018 se convirtió en el primer mexicano en ganar el premio considerado como el Oscar de la Danza

El nombre del bailarín, Isaac Hernández, es un orgullo para México por su espíritu imparable que ha sido el motor para superar todo tipo de retos que lo han llevado hasta los escenarios más importantes de Europa, América, Asia y Oceanía; bailando con prestigiosas compañías como la Ópera de París, el Mariinsky Ballet, el Ballet Nacional de Holanda, la Ópera de Roma y el Ballet Nacional de Inglaterra.

Conclusión

Lo motivante de estas tres historias es que tú también puedes convertir tus sueños en realidad, porque, aunque seguramente tienes y tendrás retos que vencer, sabes que cuentas contigo mismo, que no dependes de nadie más y que si Oprah, Carlos e Isaac pudieron hacerlo, no habrá absolutamente nada, ni nadie que te pueda detener con tus Sueños Esfuerzo y Disciplina.

Ya lo dijo Napoleon Hill: “El punto de partida de todo logro es el deseo”

El hecho de haber llegado hasta aquí te califica como alguien que cuenta con ese deseo que es el punto de partida para realizar cualquier hazaña.

¿Estás listo para conseguir lo que quieres?

*Winston Samuel Ojeda es mexicano de nacimiento y tiene más de 30 años de experiencia impartiendo conferencias y seminarios de superación personal. Su oratoria impactante y amena, abarca temas que se relacionan con el crecimiento personal, el liderazgo, la familia y el Network Marketing.

Las Palabras se las Lleva el Viento, sólo tus Hechos Hablan por ti

Por: *Winston Samuel Ojeda. Blog: Las Palabras se las Lleva el Viento, sólo tus Hechos Hablan por ti.

Autor del libro: “¡Claro que Sí se Puede!”

Hay personas que se la pasan haciendo planes y hablando de sueños y que, sin embargo, con el paso de los años, no concretan nada. Hay otras que hablan con todo el que los quiere escuchar, de los grandes planes que tienen y de que muy pronto los van a cristalizar, sin embargo todo se convierte en un monótono bla, bla, bla.

Es decir que son amantes de la palabrería, pero en realidad no acompañan esa incesante verborrea con lo realmente importante, que es la acción. Tu puedes contarle a tus amigos, a tus familiares y a todos los que te rodean, los magníficos planes que tienes, sin embargo si estos fabulosos sueños, no se acompañan de la acción correspondiente, sólo serán palabras que se desvanecerán como el humo.

Al paso del tiempo, lo único que cuenta son tus resultados, de manera tal que no importa todas las palabras que hayas utilizado, ni las frases emotivas que hayas dicho, sino que al final, lo que realmente importa es lo que hayas logrado.

Las palabras pueden ser hermosas y además pueden ser acompañadas de la emoción que se siente al estar motivado para alcanzar algún sueño, pero siempre al terminar una etapa de tu vida, -cualquiera que ésta sea-, lo que cuenta es el resultado final.

Dice un dicho y dice bien, que “Tus hechos hablan tan alto, que no se pueden escuchar tus palabras”, esto no es más que la confirmación de lo escrito líneas arriba. En la vida real, una persona es etiquetada por sus logros, por lo que hace, por lo que concreta, por lo que materializa.

En mi libro “¡Claro que Sí se Puede!”, expongo la similitud que existe entre aquellas personas que planean y planean, sin concretar nada y esas aves de mal agüero llamadas zopilotes. Si tú las observas, verás que vuelan en círculos alrededor de su presa, que casi siempre ya está muerta. Parecen no decidirse a bajar y así “planean y planean” alrededor sin tener la decisión que tendría un águila, que al detectar a su presa desde las alturas, -una vez que se decide-, se lanza en picada y finalmente la atrapa con sus poderosas garras, dando una demostración de que cuando se quiere algo, simplemente hay que entrar en acción.

En el caso de los zopilotes, pueden pasar horas sin que se decidan a bajar. Mientras tanto otros animales aprovechan la ocasión para comer carne fresca, hasta que solo dejan las sobras. Es entonces que estos pajarracos, por fin lentamente empiezan a descender y finalmente se posan en algún tronco o lugar cercano, para observar bien si no hay peligro y así pasan más horas. Por fin, se acercan lentamente y volteando para todos lados, con mucho temor, para por fin tratar de encontrar algo en las sobras que dejaron los demás.

Generalmente las personas que obtienen mejores resultados, son aquellas que se mantienen activas. Por supuesto al mantenerse activas, hacen más y logran más que el resto de los mortales, por la simple y sencilla razón de que están en constante movimiento. De la misma manera, TÚ necesitas entrar en acción y dejar el penoso e insidioso letargo atrás.

El leer este artículo te ayudará, pero si es necesario haz algo adicional que te emocione, que te haga sentirte motivado, como participar en una actividad de ayuda social, o practicando tu deporte favorito, o asistiendo a un concierto, ¡Lo que quieras,  pero por Dios, entra en acción!, que el mundo necesita personas que materialicen sus sueños y no planeadores que permanezcan inmóviles.

Hay personas, que dicen que los domingos son aburridos  y por eso prefieren encerrarse y no hacer nada. ¡No seas de esos por favor! Busca una actividad y planea algo nuevo, sólo que acompaña ese plan, con la consabida acción.

Hay algunos otros que al desperdiciar sus lunes, enseguida manifiestan que ya para que seguir intentando si ya se echó a perder la semana. Parece de risa, pero los hay en detrimento de ellos mismos y de la sociedad. Afortunadamente, tú no eres de esos, porque el simple hecho de haber llegado hasta aquí, habla del interés que tienes en obtener resultados.

Tu familia te necesita; tu mismo te necesitas, como un ser feliz y lleno de regocijo, que busca trascender como un hacedor y no como un fracasado. No temas, sigue adelante y recuerda que tarde que temprano serás “medido” por tus logros y por tus hechos, no por tus sueños.

Acciona sin tardanza el plan que tienes, para convertirlo en realidad. Recuerda que todo lo que el hombre puede imaginar, todo eso lo puede convertir en realidad. De hecho, vives rodeado de una gran cantidad de elementos y aparatos que existen, gracias a individuos que no se conformaron con imaginarlos, sino que se atrevieron a poner en acción sus planes y sus sueños.

Si tú quieres, TÚ PUEDES hacerlo ahora mismo. ¡Ponte las pilas! ¡No esperes más! ¡Este es el momento ideal! No olvides que, las palabras, se las lleva el viento. Solo tus hechos, hablan por ti.

*Winston Samuel Ojeda es mexicano de nacimiento y tiene más de 30 años de experiencia impartiendo conferencias y seminarios de superación personal. Su oratoria impactante y amena, abarca temas que se relacionan con el crecimiento personal, el liderazgo, la familia y el network marketing.

Envía tus comentarios a: hola@claroquesisepuede.com